nos enamoramos del chico malo
Amor

6 motivos por los que siempre nos enamoramos del chico malo

Da igual que trates de negarlo, todas las mujeres acabamos enamorándonos en un momento u
otro de nuestra vida de un chico malo. No sabemos muy bien la razón pero nos sentimos atraídas
por hombres algo arrogantes, despreocupados, seguros de sí mismos, misteriosos y un tanto
peligrosos. De acuerdo, nos gustan precisamente por todo eso. Poco importa si aprobemos o no lo
que hacen, siguen siendo un imán para nosotras. Sin embargo, es una relación que no va a llegar a
ninguna parte y al final siempre vas a acabar escaldada por salir con un chico malo, aun así no
podemos evitar enamorarnos de ellos. ¿Por qué? Aquí los 6 motivos para que salgas de dudas.
1. Porque sabes que no te conviene
Uno de los motivos principales por los que nos sentimos tan atraídas por un chico malo es porque
sabemos que no deberíamos hacerlo, que enamorarnos de él está MAL. Pero, ¿qué más excitante
que aquello que creemos prohibido? Tenemos claro que nuestra relación no va a llegar muy lejos
pero aun así acabamos locas por el malo. ¿Será que en el fondo no estamos buscando
comprometernos?
2. Tienen mucha confianza
Los chicos malos son muy seguros y fuertes. Vamos, lo que sería un verdadero macho alfa. No
dudan, actúan siguiendo sus instintos y los impulsos del momento. Son despreocupados y no suelen
tener miedo a nada. Cualquier mujer quiere a su alrededor a un hombre que tenga las cosas tan
claras y esté tan seguro de sí mismo, no hay nada más sexy.
3. Te llenan de aventura
El chico malo pondrá ese punto de aventura a tu vida y es que la palabra “aburrimiento” no está
en su vocabulario. Nos sentimos atraídas por este tipo de hombres porque nos sacan de nuestra zona
de confort y vuelven nuestra vida más emocionante. Con él harás un montón de cosas divertidas y
excitantes que jamás harías si no estuvieses con él.
4. No dejan de sorprenderte
Las mujeres queremos que nos sorprendan y si algo tienen los chicos malos es que no son para nada
predecibles, y esto es precisamente lo que nos atrae tanto de este tipo de hombres. Con él cada
día será diferente y sorprendente. Hará cosas inesperadas y jamás sentirás que la rutina llega a
vuestra relación. Sin embargo, a la larga todas necesitamos un poco de estabilidad.
5. Creemos que podemos cambiarle
Salir con un chico malo supone un reto. Principalmente, porque no es fácil de conquistar pero,
sobre todo, porque las mujeres tenemos la idea romántica metida en la cabeza de que si se enamora
de nosotras cambiará y se volverá bueno porque el amor lo puede todo, ¿no es así?. ¡Qué ingenuas
somos a veces!
6. Nos encanta el peligro
Una de las razones por las que siempre nos enamoramos de un chico malo es porque en el
fondo nos morimos por un poco de misterio y peligro. Deseamos la intensidad que solo un de estos
hombres puede poner a nuestra vida. El riesgo y el peligro nos atrae y nos excita pero el final
siempre será el mismo: tú llena de lágrimas.

pareja
Sexualidad

5 Signos de que sales con alguien que quiere cambiarte

Muchas veces olvidamos que nuestra pareja no es alguien a quien podamos modelar a nuestro antojo
para que se convierta en la persona perfecta. En una relación tenemos que aceptar al otro con sus
virtudes y defectos y no plantearnos el reto de cambiarle porque el amor no va de eso. Si embargo, no
todos parecen tenerlo tan claro. Empiezan poco a poco, dándote algunos consejos “por tu propio bien” y
molestándose si no los sigues, si no haces lo que ellos quieren que hagas. Si sales con alguien de este
tipo lo mejor es que pongas punto final a vuestra relación. Estos son los 5 signos de que sales con
alguien que quiere cambiarte.
1. Cuestiona tu trabajo
Uno de los signos más claros de que tu novio o tu novia pretende cambiarte es que se cuestione tu
trabajo. Preguntas del tipo “¿pero de verdad te sientes realizado?” o “¿por qué no haces algo más
importante?” no dejan lugar a dudas. Si tu pareja no respeta tu pasión, no te respeta a ti. La vida es
demasiado corta para emplear tu tiempo en alguien que piensa que lo que haces es aburrido, que no es
un trabajo de verdad o que trata de desilusionarte. Tu pareja debe admirarte y también lo que haces, no
pretender que hagas lo que él o ella quiera.
2. Te compara con otras personas
Si tu novio o tu novia trata de juzgar o criticar tu comportamiento comparándote con otras personas
puede ser un signo inequívoco que trata de cambiarte. Cuando te dice “pues el novio de Elena no
sale hasta las tantas con sus amigos” o “la novia de Pepe no necesita beber cuando sale con sus amigas,
¿por qué tú sí?” es una señal de alerta roja. Tú no eres ni el novio de Elena ni la novia de Pepe así que
no debería pretender que lo fueses.
3. Te da un ultimátum
No importa la razón. Si tu pareja te hace elegir entre algo o alguien de tu vida y vuestra relación está
claro que pretende cambiarte.
4. Quiere cambiar tu estilo de vestir
A todos nos gustaría que nuestra pareja llevase algo que nos gusta, como un vestido sexy o una chaqueta
de cuero, pero a la hora de la verdad sabemos que es libre de vestir cómo quiera. Ahí está la gracia del
estilo, no hay reglas y puedes ponerte lo que quieras. Si tu pareja no entiende esto puede ser un
problema. Si te dice que no sabe por qué siempre tienes que llevar pintalabios rojo o te regala alguna
prenda que no te pega nada solo porque a él o a ella le gusta es un signo de que pretende cambiarte.
5. Es muy amable cuando haces lo que te dice que hagas
Si por fin accedes a algo que tu pareja quiere que hagas y de repente es todo cariño y amor, diciéndote
“¿ves como así es mucho mejor? Este eres tú realmente, no necesitas todo lo demás” es evidente que
pretende cambiarte. Recuerda que tú eres como eres, fantástico y único, por lo que no deberías
cambiar por cualquier otra persona.