Da igual que trates de negarlo, todas las mujeres acabamos enamorándonos en un momento u
otro de nuestra vida de un chico malo. No sabemos muy bien la razón pero nos sentimos atraídas
por hombres algo arrogantes, despreocupados, seguros de sí mismos, misteriosos y un tanto
peligrosos. De acuerdo, nos gustan precisamente por todo eso. Poco importa si aprobemos o no lo
que hacen, siguen siendo un imán para nosotras. Sin embargo, es una relación que no va a llegar a
ninguna parte y al final siempre vas a acabar escaldada por salir con un chico malo, aun así no
podemos evitar enamorarnos de ellos. ¿Por qué? Aquí los 6 motivos para que salgas de dudas.
1. Porque sabes que no te conviene
Uno de los motivos principales por los que nos sentimos tan atraídas por un chico malo es porque
sabemos que no deberíamos hacerlo, que enamorarnos de él está MAL. Pero, ¿qué más excitante
que aquello que creemos prohibido? Tenemos claro que nuestra relación no va a llegar muy lejos
pero aun así acabamos locas por el malo. ¿Será que en el fondo no estamos buscando
comprometernos?
2. Tienen mucha confianza
Los chicos malos son muy seguros y fuertes. Vamos, lo que sería un verdadero macho alfa. No
dudan, actúan siguiendo sus instintos y los impulsos del momento. Son despreocupados y no suelen
tener miedo a nada. Cualquier mujer quiere a su alrededor a un hombre que tenga las cosas tan
claras y esté tan seguro de sí mismo, no hay nada más sexy.
3. Te llenan de aventura
El chico malo pondrá ese punto de aventura a tu vida y es que la palabra “aburrimiento” no está
en su vocabulario. Nos sentimos atraídas por este tipo de hombres porque nos sacan de nuestra zona
de confort y vuelven nuestra vida más emocionante. Con él harás un montón de cosas divertidas y
excitantes que jamás harías si no estuvieses con él.
4. No dejan de sorprenderte
Las mujeres queremos que nos sorprendan y si algo tienen los chicos malos es que no son para nada
predecibles, y esto es precisamente lo que nos atrae tanto de este tipo de hombres. Con él cada
día será diferente y sorprendente. Hará cosas inesperadas y jamás sentirás que la rutina llega a
vuestra relación. Sin embargo, a la larga todas necesitamos un poco de estabilidad.
5. Creemos que podemos cambiarle
Salir con un chico malo supone un reto. Principalmente, porque no es fácil de conquistar pero,
sobre todo, porque las mujeres tenemos la idea romántica metida en la cabeza de que si se enamora
de nosotras cambiará y se volverá bueno porque el amor lo puede todo, ¿no es así?. ¡Qué ingenuas
somos a veces!
6. Nos encanta el peligro
Una de las razones por las que siempre nos enamoramos de un chico malo es porque en el
fondo nos morimos por un poco de misterio y peligro. Deseamos la intensidad que solo un de estos
hombres puede poner a nuestra vida. El riesgo y el peligro nos atrae y nos excita pero el final
siempre será el mismo: tú llena de lágrimas.

Comments are closed.

Post Navigation