Es un hecho: parece que las mujeres tengamos un radar para enamorarnos de los hombres que no nos convienen. ¿Cuántas veces has escuchado a tu amiga lamentarse porque un tío no le hace caso, se fija en todas o solo va a lo que va? ¿Y cuántas veces te has quejado tu? Pues aun así no aprendemos. Algunas simplemente tenemos mala suerte, otras nuestro sentido del gusto algo atrofiado y otras que presentan signos de masoquismo. De hecho ellos lo saben. Saben que cuanto mejor nos traten más cerca van a estar de la temida ‘friendzone‘ y cuanto peor más atraídas nos sentiremos. Pero no nos engañemos, lo que de primeras puede parecer un reto a la larga acabará cansándote y te preguntarás por qué no elegiste a aquel otro chico que podría estar haciéndote ahora mismo feliz. Así que, porque hay muchos tipos de hombres y muchos de ellos, por A o por B, acabarán rompiéndote el corazón, será mejor que los evites cuando estás ligando en una página de contactos como http://aplicacionesparaligar.online/fuego-de-vida . De unos te cansarás por aburrimiento y de otros porque quieren demasiada diversión, así que será cuestión de divisar de qué pie cojean con tiempo.

hombres que no te convienen

Tipos de hombres y cómo evitarlos

El infiel

Huelen a infidelidad a leguas. O bien porque ya lo conoces y sabes de qué palo va o bien porque utiliza contigo las mismas frases para ligar que utiliza con todas. Normalmente tenemos la ilusión de conquistarlos y hacerlos cambiar. Creemos que con nosotras serán diferentes. Y sí, podría ser, pero las probabilidades son tan pequeñas que no merece la pena intentarlo.

El aguafiestas

Sea cual sea tu plan nunca le va a parecer bien. Te quiere para él solo y no permite que disfrutes con otras personas de tu libertad. Suelen ser personas bastante inseguras en el fondo que intentarán cortarte las alas creyendo que así no vas a encontrar nadie mejor allí fuera.

El narcisista

Un chulo gracioso de primeras puede resultar gracioso. Ver cómo se pavonea frente al espejo y te promete que nunca encontrarás a alguien mejor que él puede tener su punto. Pero, a la larga te cansarás de ver cómo sus halagos pocas veces se dirigen a ti. Necesita sentir que está por encima del resto para sentirse bien y a él nunca podrás reprocharle ningún defecto.

El de los altibajos

Luego dicen que somos las mujeres las del drama. Pues no, nada tiene que ver con el sexo. Hay muchos hombres ahí fuera que parecen vivir en una montaña rusa permanente de emociones que les revuelve de tal forma el estómago que nunca sabes con qué facilidad se va a enfadar con una broma o va a tener un ataque de euforia. Es mejor que pases de esas tensiones que no te aportarán nada bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation